El reconocido salmista y predicador mexicano Marco Barrientos, habló al corazón de la juventud con palabras de alientos. Instó en sus conferencias a tomar lar promesas de Dios, afirmando que siempre hay buenas expectativas, si vemos la vida a través del Espíritu Santo de Dios.
Además. En una entrevista exclusiva con la producción del Congreso, Marco afirmó: “Debemos entender que cada decisión que tomamos, no solamente me afecta a mí, sino a mis hijos y nietos. Si establecemos en nuestras vidas los principios que nos llevan a ser hombres y mujeres que vivimos bajo la gloria de Dios, vamos a tener una descendencia poderosa, de gente que se va a convertir en la manifestación de muchos de los sueños por los que hoy estamos orando. En consecuencia, la huella que dejamos no solamente es en esta generación, sino en las que vienen a través de los compromisos que tomamos hoy” •

 

El predicador puertorriqueño, que predica desde el corazón, se dirigió a la juventud con un mensaje de fe, y estimuló a ser aquellos que marquen una huella, aún en medio de la prueba, y en los momentos más difíciles.
 En otra de sus conferencias, Rubén Hernández instó a buscar y clamar a Dios, a recobrar el camino de la búsqueda de la gracia del Señor. Así mismo, contó su propio testimonio, de un tiempo en el que perdió  a su hija adolescente de manera traumática, y cómo Dios le enseñó a perdonar. También hizo un llamado a retomar la comunión con Dios.
Ya fuera del púlpito, afirmó: “Podemos dejar dos tipos de huellas. Las buenas y malas. Desde que el Señor me llamó a los 18 años, mi deseo ha sido dejar algo bueno, que cuando Rubén Hernández para de este mundo para estar con Él, la gente pueda recordarme y que digan este señor pasó por mi vida y me marcó para bien. Nosotros podemos dejarle bendición a nuestros hijos, nietos, a nuestra generación dejarles huellas positivas” •

 

Más allá de la música, y de su rol de salmista, Daniel Calveti es pastor y predicador. En Córdoba 08 trajo un mensaje para la juventud.
“No es que esta generación sea mejor que las otras, simplemente es que Dios ahora apresura su palabra para ponerla en obra. Al ver tantos jóvenes reunidos en este Congreso da a saber que hay una generación que se está levantando, hambrienta por Dios y con un deseo de servir y marcar su época.
“La vida en Cristo es una carrera de relevo, donde pasamos el bastón en ciertos momentos. Debemos aprovechar esta situación, donde Dios se place en exhibir lo que ha hecho en nuestro corazón para dejar nuestro legado, dejar una huella” •

 

El pastor Lucas Márquez que llegó desde Chile, predicó con un carácter profético, una palabra de edificación y desafío. Afirmó que estamos destinados a tener éxito. “Va a ser más fácil tener éxito que fracasar”, sostuvo en una de sus conferencias.
Como palabra de aliento afirmó que “Dios no consulta tu pasado para diseñar tu futuro”.
En una charla con  la producción del Congreso, Lucas Márquez dijo: “'Dejando huellas en esta generación', es un lema profético. Creo que estamos acá y estamos ungidos para marcar profundamente a una generación con un pensamiento apostólico. Estamos llamados para tocar al hombre integral, en los sillones del poder, del arte, la política, el deporte. Vamos caminando a dejar huellas en los diferentes campos del ser humano” •

 
Seguido esta presentación, el Pastor Sergio Belart dio la bienvenida a la juventud presente que desde temprano sabía lo que se avecinaba. Palabras de bienvenida, aplausos y un reencuentro postergado desde un año atrás… La música llegó de la mano del grupo Majestad, que con mucho ritmo llevó a todo el estadio a un tiempo maravilloso de celebración y tras los saludos, vino la palabra de Dios de la mano del evangelista Carlos Annacondia •
 
Seguido esta presentación, el Pastor Sergio Belart dio la bienvenida a la juventud presente que desde temprano sabía lo que se avecinaba. Palabras de bienvenida, aplausos y un reencuentro postergado desde un año atrás… La música llegó de la mano del grupo Majestad, que con mucho ritmo llevó a todo el estadio a un tiempo maravilloso de celebración y tras los saludos, vino la palabra de Dios de la mano del evangelista Carlos Annacondia •
 
 
 
 
 
 
2008 - Ministerio Cita con la Vida. CORDOBA, ARGENTINA

< escuchar > < escuchar >