Volumen

PRIMERA CONFERENCIA: “SÉ UN INADAPTADO”

Los adolescentes recibieron una poderosa palabra de bendición y aliento durante la primera jornada del Congreso de Adolescentes 2016 #Libres. El pastor mexicano Abraham Pérez alentó a los presentes a “ser inadaptados, esforzarse, saltar más alto, estar contentos, pero no quedar satisfechos sino siempre buscar más de Dios” y, principalmente, a “no negociar tus principios”.

El pastor comenzó contextualizando nuestro actual tiempo: “los medios te gritan que para pertenecer y sobrevivir al sistema de hoy, tienes que adaptarte  a sus reglas”. Tomó Romanos 2:12 para explicar que no tenemos que “adaptarnos a este tiempo, a este siglo, no importa en qué lugar estés: no te adaptes”. En todos los ámbitos se nos pide adaptarnos: en los estudios, en el trabajo, en la familia, en la sociedad, en la pareja, con la novia o novio, o “incluso cuando te quieren convencer que como otros han fracasado, vos también lo harás y eso no es cierto, tenemos un destino de gloria en Dios”.

Para contextualizar, narró la historia de un sapito: el sapito vivía en una cloaca, nunca había visto la luz de afuera, mientras tanto pensaba cuán feliz era viviendo allí. De repente dejan mal cerrada la cloaca y entra luz. ‘¿Fuera de aquí hay algo para mí?’ se preguntó el sapito, a lo que otro sapo le respondió: -No, aquí nacimos, vivimos y moriremos. No conforme con esa respuesta el sapito se esforzó, saltó alto y se encontró con un hermoso estanque de agua limpia. Se sumerge gozoso en sus aguas y comienza a llover. El sapito se preguntó qué es eso y se animó a buscarla fuente de la lluvia en lo alto de una montaña a donde llegó después de mucho esfuerzo. Mientras se bañaba en las cristalinas aguas de manantial, se preguntó por aquella “bola de queso amarilla, el sol, y quiso llegar a ella. El sapito– un inadaptado- anda por el desierto, sufre sed, hambre, se quema con el sol hasta que casi desvaneciéndose llega al mar. Es el único sapo allí, por lo que forma una colonia de sapitos de agua salada.

Así alentó a los jóvenes a reflexionaren la historia rescatando que no debemos conformarnos, o estancarnos, o dejarnos vencer por palabras ajenas que nos quiten el aliento. Al contrario, debemos “saltar más alto y ser un inadaptado”. Debemos buscar más de Dios: “estoy contento, pero aún inconforme” dijo el pastor a lo que una multitud acompañó con aplausos y gritos de júbilo.

A continuación, citó Juan 17:15-17 donde reflexionó que los jóvenes no deben ser sacados de las artes, ciencias, deportes, escuelas, trabajos, al contrario, frente al embate del enemigo, Dios “los guarda del maligno”. “Serás enviado a las áreas de la sociedad que hoy necesitan de Jesús” afirmó. E hizo especial énfasis en “no negociar tus principios”. “No te adaptes al pensamiento de este siglo, no tengas miedo, Dios está contigo. No te esfuerces por adaptarte, no lo vas a lograr porque el mundo tiene sus reglas. Si te adaptas al sistema, te hará vivir bajo sus reglas. Ante la caída o la tentación, refuerza tu relación con Jesucristo” explicó.

“La Biblia está llena de inadaptados. El principal fue Jesús. No se amoldó a la religión del momento.Todos esperaban que llegue con tanques para vencer al imperio romano y Él llegócon un mensaje de amor, de perdón, de bendición. Jesús transformó al mundo con el poder del amor. Nadie puede amar tanto a la Iglesia como lo hizo Jesús quien dió su vida por ella” finalizó.

#Libres16 #CongresoDeAdolescentes