ITIEL ARROYO: DISCÍPULOS NO CUALIFICADOS

La primera conferencia del Congreso de Adolescentes fue dirigida por Itiel Arroyo. El pastor, oriundo de España, compartió en la noche del viernes cuál es la verdadera razón de ser una discípulo de Jesús.

Para comenzar, el pastor enseñó acerca de un hombre que dejó una huella marcada en el corazón de Dios, un hombre llamado Pedro. La historia bíblica en la que se basó se encuentra en Mateo 14:28-30. A modo de ilustración, transmitió un video que reflejó el episodio en que los discípulos se encontraban en la barca y una fuerte tormenta se desató; el momento en que Pedro caminó sobre el agua con Jesús.

De manera dinámica, el pastor explicó que Pedro era un discípulo judío,  y como tal se le enseñó desde niño a leer, aprender y amar el Torá. También reveló a los presentes el arduo  proceso  de la enseñanza   judía, enseñando que en un momento de su vida los jóvenes judíos debían elegir las  instrucciones de un rabino en particular,  quien lo sometía a una prueba para  conocer si tenían potencial.Si este era el caso, el rabino expresaba una sola palabra: sígueme.

A raíz de esto, el pastor enfatizó que en el Nuevo Testamento aparece un nuevo rabino: Jesús, aquél que revolucionó el sistema de educación judío al ir a buscar a sus discípulos. Pedro estaba pescando cuando fue encontrado por el Maestro, lo que significa que seguía el oficio familiar y no estaba cualificado. Sin embargo, Jesús le dijo: sígueme. Creyó en Pedro, un joven que lo dejó todo para seguirlo, para así traer honor a su vida y a la de su familia.

A continuación, preguntó: “¿Por qué lo dijo?”, haciendo referencia a las palabras de Pedro cuando le preguntó a Jesús si podía caminar sobre el agua. El mismo pastor respondió: porque era un discípulo.Esto significa que si su rabino caminaba sobre el mar, él debía tomar el desafío  de hacer lo mismo. “Once fueron espectadores, solo uno fue discípulo”, declaró, mirando la actitud de los que quedaron en la barca asustados.

Sin embargo, “¿de qué dudó Pedro?”, volvió a cuestionar el pastor, a lo que respondió: dudó de sí mismo, del llamado de su rabino, de que podía ser como Jesús. Ante esto, el pastor dijo a los presentes que “Jesús los llama a cambiar el mundo”, sin importar su condición y nombró a algunos referentes de la Biblia: Pedro era impulsivo, Tomás dudó, Marta tenía estrés y Zaqueo era un político corrupto.

Luego, declaró a los adolescentes: “No se trata de lo que tú pienses de ti, sino de lo que yo veo dentro de ti”, haciendo referencia a las palabras de Jesús. “¿De qué dudas?”, recalcó y agregó que “lo importante es ser discípulo, no una plataforma”. Además, resaltó una pregunta que muchos se hacen: “¿Cuál es mi llamado?”, y respondió que, al igual que a sus seguidores, nos llamó para lo mismo: ser discípulos, ser como Jesús.

Para finalizar, el pastor declaró que la señal más clara que el Señor nos da acerca de cuál es nuestro propósito es la Biblia, Su Palabra, en la que se responde una pregunta: “¿Qué haría Jesús?”. “Deja que el polvo de los pies de tu rabino te cubra”, animó y concluyó diciendo: “La Biblia no es algo que admirar, sino algo que imitar”.

No te pierdas el “Congreso de Adolescentes Imparables”. Podes seguir la transmisión a través de Radio Amistad 96.9 y por nuestras redes sociales:

“Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes.
Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos,
así el Padre les dará todo lo que pidan
en mi nombre.”

Juan 15:16