“IMPARABLES EN LA OSCURIDAD”

La primera enseñanza de la tarde fue impartida por el conjunto musical Miel San Marcos, a través de su vocalista Josh Morales. En ella se transmitió a miles de adolescentes cómo ser “Imparables” aun en medio de la oscuridad.

El pastor empezó la enseñanza leyendo el pasaje de San Juan 9:1 al 7. En él resaltó la actitud de ese ciego de ser un imparable y se narra el momento en el que el Maestro le untó los ojos y lo mandó a lavarse al estanque. Explicó que a pesar de tropezar por su condición él seguía adelante y se levantaba una y otra vez hasta alcanzar el milagro que Dios tenía para su vida. “El imparable es el que tropieza, cae y se vuelve a levantar”, exclamó haciendo énfasis en que si permanecemos en la palabra de Dios, ese accionar nos vuelve “Imparables”.

Continuó la plenaria del sábado en la que dio testimonio de que ellos, como grupo de alabanza, empezaron a ministrar y a servir a Dios en funerales antes que en estadios. A raíz de esto, enseñó que debemos permanecer en el llamado de Dios yen Su palabra para llegar a alcanzar Sus promesas. “Empieza a caminar”, dijo y añadió: “tus ojos serán abiertos”.

Señaló luego que “la generación imparable da un paso a la vez, y dice ‘yo voy porque el Señor me envió’”, dejando en claro que Dios está levantando una generación como ese ciego, dispuesta a creer y permanecer en la promesa de Dios a pesar delas dificultades y que, en consecuencia, serán abiertos sus ojos.

San Marcos 10:46 fue el pasaje de la Biblia que el salmista citó para continuar con la enseñanza. En el mismo, remarcó lo anterior, citando la historia de Bartimeo y declaró que “Hay una generación imparable que no se va a callar”. “Tienes que tener una visión”, afirmó el pastor, a lo que añadió: “Tus ojos se tienen que abrir”. Esto lo remarcó para enseñar que en medio de la oscuridad, hay una generación de Dios que se va a levantar a gritar el nombre de Cristo. “No calles”,exclamó –a lo que agregó después: “Hay un milagro esperando por ti”, para enseñar con esto que el Señor escucha nuestro clamor, nuestro grito de salvación, si deseamos ver la gloria de Él reflejada en nosotros.

Culminó la plenaria de la tarde-noche orando por todos aquellos adolescentes queintentaron darse por vencidos, para que papá Dios reavive el fuego en susvidas.

“Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes.
Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos,
así el Padre les dará todo lo que pidan
en mi nombre.”

Juan 15:16