El día sábado por la siesta, cientos de personas, entre pastores, líderes e interesados en servir o ya sirviendo, en el ministerio juvenil, se dieron cita en la sala de convenciones del hotel Holliday Hinn para escuchar una palabra específica para ellos.
Los talleres estuvieron a cargo del pastor mexicano Abraham Pérez, del pastor Sergio Belart y del pastor marplatense Chistian Hooft.
Durante las tres exposiciones fue notoria la pasión con la que cada uno de estos ministros habló acerca de su trabajo con los jóvenes.
Quienes pudieron asistir a esta convocatoria se fueron equipados con las herramientas espirituales necesarias para llevar adelante eficazmente sus ministerios

 

Desde Puerto Rico vino este Apóstol a traer Palabra de Dios para todos los jóvenes que asistieron a Córdoba 2009.
Rubén Hernández predicó en la apertura del Congreso donde se refirió a que somos gente llamada y marcada para el heroísmo; que debemos por lo tanto levantarnos, esforzarnos, caminar y triunfar.
El viernes, en la tercera conferencia del evento, habló sobre Gedeón, instándonos a salir de la cueva porque Dios va a usar a una generación que se está manifestando al mundo con unidad de propósito.
Ya el día sábado, en la novena conferencia el Apóstol Hernández dio un mensaje no apto para cardíacos y planteó las siguientes variantes: cirugía plástica o cirugía a corazón abierto. Hernández aseguró: “El cristianismo no es hacer, sino es ser. Lo que importa es el corazón”, “no puedes impresionar a Dios con nada, lo único que va a impresionar a Dios es tu corazón”

 

A pesar de que en esta ocasión Danilo Montero estaba invitado al Congreso Internacional de Jóvenes en calidad de orador, no fueron escasos los momentos en que, a través del canto, dirigió al pueblo a la presencia de Dios.
Adorando al Señor comenzó su participación el día viernes por la mañana (segunda conferencia). Se refirió a la vida de Sansón y a su falta de obediencia a las reglas que Dios le había establecido y dijo que construimos carácter cuando abrazamos la obediencia. Además agregó que al apartarnos de Dios nos convertimos en juguetes del enemigo.
Por la tarde (quinta conferencia) su predicación se basó en el Salmo 73. Montero recalcó la necesidad de guardar el corazón debido a que al cuidar de él y de su pureza podremos gustar la bondad de Dios.En la sexta conferencia del Congreso, el día sábado, nos exhortó a vivir la vida cristiana concientes de que Cristo vive dentro nuestro •

 

Dueño de los testimonios más apasionantes, el pastor y maestro Juan Vereecken, nos trajo un mensaje que facilitó la forma de entender que es ser un héroe en este tiempo.
En la cuarta conferencia de Córdoba 2009, el viernes al mediodía, Vereecken explicó que más que ser héroes para una generación debemos serlo para la persona que tenemos al lado, expresó: “Sé un héroe, todos necesitamos un héroe en la vida”.
Durante la octava conferencia, nos desafió a actuar. Los héroes lo son porque actúan, no permanecen inactivos dijo Vereecken y agregó: “Fe es obedecer a Dios no tomando en cuenta de las circunstancias naturales” •

 

Con la ternura con la que se dirige a la juventud y el valor que le asigna a la familia en el ministerio, Daniel Calveti logró llegar a nuestros corazones. Él fue el encargado de brindar la décima y última conferencia del evento. En ella retomó el lema del Congreso y definió el significado de tiempo y de héroe. Contó que en los tiempos antiguos, en cada momento de crisis Dios procuraba levantar un héroe y un libertador, y que eso mismo hará ahora. Por último agregó que el mayor héroe de todos y el ejemplo a seguir es Jesucristo •

 

El visionario pastor de jóvenes de la Iglesia Cita con la Vida predicó el día sábado por la mañana (séptima conferencia). Con su manera característica de inspirar y desafiar a los jóvenes, habló una palabra basada en Hechos 3, sobre Pedro y Juan. El pastor Belart enfatizó en que hay un Dios que dice que se puede; que tenemos unción, autoridad y poder, sólo que debemos alinearnos a la Palabra y creerle al Señor •

 
 
 
 
2009 - Ministerio Cita con la Vida. CORDOBA, ARGENTINA