Abrimos el telón otra vez.
Y lo abrimos para darles la bienvenida a ellos.
Eso sí: no los busques surcando el cielo. No pretendas verlos trepando altos edificios, ni te ilusiones con persecuciones cinematográficas.
Son personas con los pies en la tierra, que recorren una misma senda, pero mirando siempre hacia el cielo.
Ellos no usan antifaces. No necesitan capa. Tampoco precisan de una filosa espada, o de artefactos de alta tecnología.
Esas personas somos todos nosotros: tú, vos, usted; todos los que nos levantamos con el propósito de ser verdaderos héroes en todo tiempo y en todo lugar. 
Dijimos que no volamos, surcando el gran cielo, pero miramos al Dios que lo creó.
No trepamos altísimos edificios, porque somos levantados por la gracia de Jesucristo.
No corremos villanos, porque perseguimos un propósito en Dios. 
Abrimos el telón otra vez.
Y lo abrimos con la visión clara de inspirarte, de desafiarte a ser parte de esta generación que entiende que es tiempo de fe, de compromiso, de conquista.
Es tiempo de héroes •

 
 
 
2009 - Ministerio Cita con la Vida. CORDOBA, ARGENTINA