LOS CIELOS ESTÁN ABIERTOS, NO TE DEMORES

Para dar inicio a la cuarta conferencia de este día, el pastor Sergio Belart presentó a un "Imparable": el evangelista Carlos Annacondia.

La juventud recibió entusiasmada y se levantó para ovacionar la presencia de un gran hombre que imparte el espíritu de Dios. “Si realmente somos Imparables, Argentina y el mundo conocerán a Jesús”, comenzó el pastor. A continuación, llamó a los presentes a realizar una poderosa oración de sanación, libertad y salvación.

Manifestó que a veces creemos que Dios no nos tiene en cuenta, pero la realidad es que, según expresa, nos ha dado dones preciosos para predicar el evangelio. Esto es “sin excepción para los que creen”, continuó.

Exhortó a que es tiempo en que tenemos que aprender a discernir la voz de Dios, ya que, “mientras nos quedemos sentados los dones no se manifestarán”, acto seguido, dijo: “Las cárceles, los hospitales, las personas que pasan hambre -Jesús lo dijo- no debemos esperar, ya fue dicho”.

El predicador contó que en oración Dios le mostró que el mundo gime, le preguntó: “¿Quién irá?” Es tiempo de decirle: “Envíame a mí, yo iré”. Luego detalló su testimonio de cuando el Señor lo envió a llevar su palabra a un hospital. Referido a esto, confesó “me animé a creerle a Dios y fui. Poner por obra la palabra es lo más importante”, enseñó.

 

LOS QUE CREEN, VIVEN

Annacondia expresó que el mundo no comprende la magnitud de los que significan las Pascuas y dijo que el evangelio de Juan relata que después de haber sido destruido, golpeado, escupido llegó el momento cumbre y Jesús dijo: "Consumado es". “Satanás ignoraba el plan de Dios, el infierno celebraba. Pero las puertas se abrieron y Jesús entró victorioso.Todas la personas que en Él creen, vivirán”, exclamó.

El pastor contó que Jesús selló la victoria con un mandato: “Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura”. Acto seguido se proyectó un video que mostraba las campañas evangelísticas realizadas alrededor del mundo, dando testimonio del poder de Dios para cambiar vidas. “Somos la generación testigo de que Dios no ha cambiado, ¡no te detengas, los cielos están abiertos!”, clamó. 

“¿Cuántas almas se quedan sin conocer a Jesús? ¿Qué vamos a hacer? A partir de hoy, nos transformamos en Imparables”, nos desafió, y continuó enseñando que debemos comprender el mandato de parte del cielo, ya que tenemos la responsabilidad de tomar la posta, y usar los dones que Dios nos ha dado.

Hacía el final de su predica, el evangelista dijo que nos cuesta decir que estamos dispuestos, “se trata de que la gente conozca a Jesús y se sienta feliz”. No te demores mucho, la gente muere sin conocer a Jesús, terminó exclamando.

El final de la conferencia fue magnifico; Carlos Annacondia, junto al apóstol Carlos Belart, recordaron tiempos en que Dios los usó para bendecir al mundo. También oraron en favor de la joven generación presente que será bendecida en los próximos días y de gran bendición en los días por llegar.


#Córdoba2017  #Imparables

"porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo.
ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe.”
1 juan 5:4