MAÑANA DE ADORACIÓN

El tercer día del Congreso Internacional de Jóvenes comenzó con un momento de adoración junto al cantante Julio Melgar y con una palabra profética del pastor Ronny Oliveira.

La mañana del sábado comenzó dando lugar al Espíritu Santo con el cantante Julio Melgar, quien estuvo acompañado de su hijo Lowsan Melgar interpretando la canción “Ya no soy esclavo”. Minutos después, el salmista profetizó: “Las armas de nuestras milicias que el Señor nos dio son poderosas en Dios”. Miles de jóvenes adoraron a Dios dando lugar al Espíritu Santo en primer lugar.


Ronny Oliveira: “El buen vino no amarga”


El profeta Ronny Oliveira comenzó su mensaje declarando: “A veces Dios nos entrega llaves pero cuando no te las entrega es porque te las abre Él mismo”. A continuación, profetizó sobre cada uno de los Jóvenes: “La presencia de Dios en tu vida abrirá puertas que jamás pudiste abrir y viene un tiempo de mucha presencia de Dios -y agregó- la presencia de Dios te va a sacar de tu profundidad”.


Luego continuó su mensaje  leyendo Juan 2:10, versículo por el cual explicó que el buen vino para los Judío era pasado por un proceso y no se amargaba. “Tienes que ser vino nuevo, el buen vino es aquel que el proceso no amarga, no permitas que el proceso te amargue porque siempre el buen vino se exporta”, señaló el profeta. Minutos después dio lugar a un momento profético declarando: “Cuando el proceso termine, estarás en las naciones y en las mesas de personas de influencia”.


A continuación, narró la historia del endemoniado gadareno, el mismo estaba endemoniado a tal punto que se lastimaba a sí mismo y explicó que “la gente que está en autoposesión se lastima y debemos tener cuidado porque somos hijos de Dios”. Para finalizar, Ronny Oliveira profetizó sobre los miles de jóvenes presentes: “Dios va a levantar a esta generación y el proceso los comenzará a hacerlos más fuertes” y explicó que “es imposible ser de influencia sin ser procesado”. “Mientras más peso aguantas mas fuertes te haces, ¡el buen vino viene!”, concluyó.


#SoyInfluencia #25años

“Si regresas a mí te restauraré para que puedas continuar sirviéndome.
Tienes que influir en ellos; ¡no dejes que ellos influyan en ti!”.
JEREMÍAS 15:19 NTV