PASTORES AGUAYO: CINCO LEGADOS PARA TUS HIJOS

La segunda jornada del Congreso de Matrimonios y Familia continuó con un poderoso mensaje compartido por los pastores Aguayo. La prédica se centró en cinco principios que todo padre debe dejar a sus hijos.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Entre aplausos, canciones y gritos de júbilo, el grupo de alabanza “Majestad” invitó a todos los presentes a celebrar el nombre de Jesús. Canciones como “Hay libertad”, “Estás en mí” y “Como en el cielo” motivaron a los asistentes, desde el más pequeño al más anciano, generando un clima festivo y familiar.

El pastor Guillermo Aguayo fue quien comenzó con el mensaje. Junto a su esposa, enseñaron cinco legados espirituales que todo padre debe dejar a sus hijos.

1-    Tu testimonio. Basándose en Éxodo 12:24-27, enseñó: para el pueblo de Israel, la Pascua era el reflejo de la fidelidad de Dios, porque le clamaron al Señor en su momento de necesidad y obtuvieron respuesta. “Enséñales a tus hijos a cerca de tu pascua”, dijo y preguntó: “¿Cómo fue tu encuentro con dios y cómo Él te transformó?”. Debes contarle lo maravillosa que es la vida con el Señor y qué significa haber conocido la salvación. Que no vivan una religión heredada.

2-    Los 10 mandamientos. Leyendo Deuteronomio 6:6-9, dijo que esto es vital para que a ellos les vaya bien y explicó que muchas veces tenemos una mala revelación de lo que es la palabra. Un pensamiento o frase habitual es: “que la iglesia les enseñe”, pero en realidad es nuestra responsabilidad enseñarles a nuestros hijos los preceptos del Señor. “Dios anhela que hagas un buen trabajo como padre”, declaró la pastora.

3-    El maná. Es en Éxodo 16:31-33 donde Dios le da a su pueblo el siguiente precepto. “Guarda el maná que Dios te dio en el desierto para testimonio a tu generación”, declaró el pastor. Debes contarle a tus hijos cómo el Señor proveyó en momentos de necesidad. Lamentablemente los padres cometemos un gran error: decirle a nuestros hijos “no hay plata”. De esta manera los introducimos a la mediocridad y les matamos los sueños. “Debemos hablar los que Dios habla”, enseñó. Él nos dice que enviara ángeles para alimentarnos. “¡Cuéntale eso a tus hijos para que sueñen!”, proclamó con entusiasmo.

4-    No ser rebeldes. Nunca deben ir en contra del orden establecido por Dios. No se tienen que revelar contra las autoridades en la casa, las instituciones y en la iglesia. “Enséñales a no criticar, sino ser parte dela solución”, dijo el pastor y continuó: “es muy importante que les adviertas esto”. Dios quiere bendecirnos, pero no si somos rebeldes. “Tu responsabilidad es cuidar a tu linaje”, mencionó haciendo hincapié.

 5-    Dios de los imposibles. Basándose en Ester 9:26-28, los pastores compartieron el último principio. En el momento de este relato, Israel vivía una sentencia de muerte. “Ante los diferentes problemas, tus hijos tienen que mirar sobre la tormenta porque allí su padre estará bogando por ellos”, declaró y concluyó “debes contarle cómo Él te libro de esas situaciones para que confíen en que tienen un Padre que todo lo puede”.

 

#VenAMiCasa

Compartir esta nota: