PR. CARLOS BELART: LOS FUNDAMENTOS DE LA SOCIEDAD

Vivimos una gloriosa mañana en familia durante la tercera y última jornada del Congreso de Matrimonios y Familia. El pastor de la casa, Carlos Belart, brindó la séptima conferencia.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

 “Nunca es tarde. El Señor es especialista en hacer todo de nuevo”, compartió el pastor Belart. Tomó el Salmos 11, cuyo título es “El Refugio del Justo”. El salmista, en una etapa muy dura de su vida, se pregunta por qué se turba su alma cuando su confianza está plenamente puesta en Jehová. “No dejes que te bombardeen, aquellos que te dicen: `andá, escapate, divorciate´. No, siempre hay solución en Dios”, reflexionó el pastor.

“El mundo te dice que dejes todo, que abandones; eso te aconsejan los amigos del trabajo, los vecinos del barrio, incluso la gente mejor intencionada, pero no están calibrando que nuestra fe está puesta en Dios”, compartió.

En Salmos 11:3 leemos: “Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de hacer el justo?”. El pastor tomó este versículo para basar su prédica y preguntar a las miles de personas presentes: “¿Cuáles son los fundamentos de una sociedad?”.

El pastor Belart respondió: “El primer fundamento es la familia. Dios bendijo a la familia, es una institución sagrada, es un diseño divino. El segundo fundamento es la Iglesia. El hombre tiene un vacío inmensamente grande que sólo Dios puede llenar”. Citó 1 Timoteo 3:15 para dar cuenta del valor fundamental que tiene la Iglesia como “columna y sostén de la verdad”.

Agregó que el tercer fundamento es el Estado y la cuarta columna es la educación. “Un pueblo sin educación es nada”, explicó. Mientras tanto, la sociedad se empeña en destruir los fundamentos. “Tensan el arco”, dijo el pastor para referirse a los ataques que deben enfrentar los hermanos y las hermanas ante las embestidas contra la familia, la Iglesia, el Estado y la educación. “Mientras haya un justo sobre la tierra, nunca podrán vencer los fundamentos”, exhortó el pastor.

Recordó que para impactar en la sociedad: “Nuestra misión está en la calle, de la puerta para afuera, en las universidades, colegios. Sueñen en grande, no dejen que les aborden los sueños”. Finalmente detalló que el quinto fundamento es la salud y la seguridad. Muchos “tensan el arco” para minar la confianza en la autoridad. “No hable mal de las autoridades frente a sus hijos”, dijo. Frente a la desidia, “¿qué vamos a hacer como Iglesia?” preguntó durante toda la conferencia. A lo que apuntó que debemos mantenernos fieles a Cristo. “El justo está firme como un león”, concluyó.   

¡Nos reencontraremos a la tarde para seguir aprendiendo y creciendo conforme la Palabra del Señor!

#VenAMiCasa

 

Compartir esta nota: