CONFERENCIA 2: “HOMBRE DISEÑO DE DIOS”

Arrancó la mañana de la segunda jornada del Congreso de Hombres Íntegros con una oración de consagración de parte del pastor German Aceval. Luego se dio inicio a un tiempo de alabanza y adoración a Dios junto a cientos de hombres hambrientos de la presencia de Dios.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Minutos más tarde comenzó la segunda conferencia a cargo del pastor y profeta Johnny Arteaga. Al introducir su mensaje, afirmó que “en tiempos futuros Dios nos dará el oído de la gente para impartir su palabra”.

Remarcó luego tres puntos clave de su mensaje: compasión, poder y multiplicación. Enseñó que estas tres virtudes están en lo que decimos y declaramos por nuestra boca, y por lo tanto debemos hablar correctamente para ser productivos y prósperos como Dios mando que fuésemos. Citó Génesis 1 al 3 y dijo “antes que el problema existiera, la respuesta ya existía” y que “el principio, que es Dios, va a activar un nuevo comienzo a favor de tu vida”.

Luego se refirió a la ignorancia y el desorden como tinieblas que nos atan y oprimen; ante eso Dios suelta una palabra: “Sea la luz”, para traer libertad a nuestras vidas. A esto, el profeta añadió: “lo que nos liberta es conocimiento mezclado con verdad”.

“Dios desde el comienzo puso todo en funcionamiento por la palabra, y nosotros no somos un error o un accidente, sino que somos palabra y obra de Dios para manifestar su naturaleza” enseñó el pastor. Continuó y dijo que el hombre es portador de la palabra del Señor, que por diseño divino es proveedor y por tal motivo no es bueno que esté solo. “El hombre fue diseñado para dar”, declaró el profeta. A causa de esto Dios le creó su ayuda idónea, la mujer.

Tras leer Génesis 3 el pastor dijo: “la serpiente habla en tu ausencia porque le tiene miedo a tu presencia”, ya que en Dios somos autoridad máxima en la tierra. Exhortó luego que “cuando tenemos conversaciones incorrectas, corremos riesgo de perder la palabra de Dios”.

El pastor continuó su mensaje y afirmó que “no hay nada más poderoso que un hombre conectado con Dios” y reflexionó que “un hombre sin Dios está muerto”.

“Dios nos puso en la tierra para obedecer a Dios” afirmó el pastor y enseño que Él necesita que le hablemos para unirnos nuevamente con su Espíritu y así restituir el diseño de Dios en nuestras vidas.

Ya en el final de la enseñanza impartió que nuestro modelo de creación de Dios ya no es el de Adán sino el de Cristo y dijo: “la serpiente nunca podrá comer un hombre mezclado con Dios”. Cristo en nosotros es nuestro modelo y diseño restituido por Dios.

Compartir esta nota: