SOMETERNOS A CRISTO

La palabra del Señor llego a los corazones de las mujeres a través del pastor Danilo Montero. La primera conferencia inspiro a miles de mujeres a confiar plenamente en Dios y en sus planes. Además, junto a su esposa compartieron su experiencia y testimonio de confianza en el Padre.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Al momento de subir al altar, el salmista declaró proféticamente“Hay un propósito maravilloso, glorioso y sublime que el corazón del Padre quiere revelar a través de ustedes”. “En usted está la esperanza de construir una nueva sociedad”, señalo para dar así inicio a la primera conferencia de Elegidas. 

Introdujo su mensaje citando: Génesis 1:26 y 27. A raíz de esto, enseñó que Dios nos hizo a su imagen y semejanza para reflejar como es Él.  Agregó además que en el corazón del Señor está la cualidad sublime de comunión y por medio del hombre y la mujer Él logra reflejar esa cualidad en la tierra. Recalcó luego que ese es el motivo por el cual Satanás ataca tanto a esta unión que Dios creó. 

Continuó el pastor la reflexión y enfatizó que Dios nos somete a procesos para darnos participación en sus planes y llevarnos a un lugar de plena bendición. “El propósito de Dios es que lleguemos a ser como Él”, remarcó el salmista y añadió que “no hay manera de conocer el plan de Dios sin procesos”; así como sometió a Adán a un proceso de soledad para revelarle su plan agradable y perfecto, para que refleje su gloria en plenitud.  

Definió después el concepto de someter y remarcó que es “subordinar el juicio, decisión o afectos propios a los de otra persona. Dios nos manda a someternos a Él para alcanzar el propósito de reflejar Su gloria. “Dios nos llamó a todos a someternos por consideración a Cristo”, enfatizó 

Al termino del mensaje el pastor hizo pasar a su esposa Gloriana Diaz Montero, y contó su testimonio de matrimonio ante miles de mujeres llamadas a ser el reflejo de la gloria de Dios. Ella las llamó a confiar en Dios para que puedan ver Su gloria manifestarse en sus vidas, y les enseñó que someterse al proceso divino les permite dar a luz las bendiciones de Dios. Luego oró y las bendijo junto a su esposo, para dar cierre a la conferencia. 

Compartir esta nota: