"VOLVAMOS A CREER Y SOÑAR JUNTOS"

El pastor Sergio Belart fue el encargado de compartir Palabra de Dios el domingo por la mañana. En la plenaria, remarcó la importancia de restaurar los buenos hábitos y nuestro pacto con Dios para poder recibir de parte de Él todo lo bueno que hay para nuestras vidas.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Introdujo su mensaje enseñando que el diablo odia la familia, y que cuando nosotros luchamos por defenderla nos volvemos una molestia para el sistema que atenta directamente a destruirla como tal. Enseñó además que la familia y el matrimonio es el plan de Dios para perpetuar sobre la tierra hombres y mujeres que adoren y glorifiquen Su nombre, y que por este motivo debemos hoy más que nunca defender y luchar por la familia.

 

Continúo el mensaje citando en la biblia 1 Reyes 8, la historia del Rey Ezequías. A partir de la lectura explicó que así como el rey, nosotros debemos levantarnos como agentes de restauración y pacto con Dios, en medio de una sociedad corrupta y en crisis tras haberse apartado del Señor y su voluntad. "Puedes cambiar tu historia", declaró el pastor enseñando que el poder de Dios se activa en la gente que cree en su palabra, así como el rey Ezequías puso su esperanza en el Señor esperando que con sus obras pudiera restaurar la comunión de la nación con Dios.

 

Prosiguió enseñando que Ezequías fue un rey que recibió inspiración del anterior reinado de David, un rey de Israel cuyo corazón era conforme al de Dios. De este rey Ezequías recibió una paternidad  ideológica de gobierno para bendecir a la nación nuevamente como en tiempos pasados. Ezequías fue un rey que pactó con Dios vivir en comunión con Él y así restaurar lo que la rebeldía de sus antecesores había ocasionado la ruina de la nación.

 

"Dios es un Dios de pactos", afirmó el pastor Sergio, enseñándole a los presentes que la definición de pacto es "el acuerdo de voluntades". A esto añadió que para permanecer en acuerdo con Dios debemos desarrollar un carácter de permanencia y convicción para que ante las presiones no negociemos los valores y principios que agradan a Dios. "Mayor es el que está con nosotros que el que está con ellos", remarcó el pastor.

 

Ya en el final de la enseñanza exhortó a la audiencia y dijo "nada bueno sale del desorden y el descontrol", resaltando así lo que reyes anteriores a Ezequías habían hecho. Enseñó también que para recibir una bendición de Dios, debemos limpiar nuestra casa de todo aquello que ofende la presencia de Dios y restaurar aquellos buenos hábitos que nos ordenan y edifican como familia. "Estamos en pacto con Dios", culminó el pastor y afirmó que por ese pacto Dios va a bendecir nuestras vidas y familias.

 

Luego, dio fin a la enseñanza citando 2 Crónicas 30. Con este último pasaje enseñó que a pesar de que los demás se burlen o mofen de nuestras convicciones Dios va a respaldar nuestro accionar. "Si Dios es con nosotros quién contra nosotros", declaró el pastor y enseñó que si permanecemos en pacto con Dios vamos a ser benditos, y todo lo que se había perdido será restaurado para dar testimonio ante la sociedad.

Compartir esta nota: