Cita con la Vida :: QUITA EL TECHO, PARA QUE TE SEA HECHO

QUITA EL TECHO, PARA QUE TE SEA HECHO

En la mañana del día domingo, el pastor Daniel González compartió la octava conferencia del congreso. De manera inspiradora, habló acerca de cómo actuar con conciencia para valorar el orden de cada proceso, y así transformar cada expectativa en bendición.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Para comenzar, el pastor leyó en la palabra: “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados” (Marcos 2:5). En la lectura, explicó que necesitamos fluir en la unción del crecimiento, cuando le pedimos a Dios una cosa nos dedicamos a buscarlo.

Además, nos impulsó a ser un  termostato que genere en cada uno de nuestros pasos bendición, y en base a esto buscó en la Palabra: “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo”(Salmos 27:4).

En este párrafo de la Biblia – nos dijo el  pastor- debemos aplicar tres pasos fundamentales para progresar en la búsqueda de la bendición:

1.Necesitamos entender que Jesús hará el milagro pero no quitará el  techo: en base a este punto, el pastor explicó que en cada lugar tenemos que tener la capacidad de visibilizarnos y animó a que podamos compartir los dones que  Dios nos permitió tener.

Continuó explicando en Proverbios 21:31: “El caballo se alista para el día de la batalla; mas Jehová es el que da la victoria”. Aquí, el pastor Daniel nos impulsó a prepararnos con anticipación y prestar atención a identificar el techo que nos impide desarrollarnos de un modo diferente, para llevar a un nivel más alto a nuestras generaciones.

2. Hay que buscar nuestra ayuda idónea: aquí nos dijo que hay dos tipos de personas. La primera es la persona práctica: son esas personas que  nos ayudan a llegar al lugar que queremos alcanzar. Y -segundo- la persona pragmática, que se caracteriza por aprovechar cada oportunidad con el objetivo de obtener un fin útil, o un beneficio propio. Este tipo de persona es hábil, practica y eficiente para  lograr los objetivos definitivos .

3. No dejemos de ayudar a otros a  quitar su techo, ayudando de una forma inteligente, sabiendo que nosotros podemos abrir  techos a los demás y así ser de bendición.

Para finalizar, el pastor Daniel motivó a los hijos a ayudar  a los padres a quitar  esos techos viejos y poner techos nuevos, porque  somos la generacion  del futuro y mejorada con el propósito de ser parte del proceso en camino a la bendición. “¡Aviva el fuego en tus dones!”, concluyó.

#HOMBRESINTEGROSYPLENOS

Compartir esta nota: