UNA MAÑANA DE PALABRA DE DIOS

El segundo día de congreso comenzó cargado de Palabra de Dios. La primera conferencia estuvo a cargo del pastor Pedro Luciano del Río, quien ministró junto a la música de su esposa.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

La mañana del Sábado comenzó a cargo del grupo de la iglesia local “Fortaleza”, quien interpretó la canción  “Solo hay uno”. Luego, disfrutamos nuevamente a Sheila Romero, quien ministró un tiempo de alabanza con su canción “Haz como tú quieras”. “Lo que parecía perdido, Dios te lo devuelve y lo muerto cobra vida”, declaró la cantante.

A continuación, el pastor Pedro Luciano del Río -esposo de la salmista- compartió una poderosa palabra de Dios, la que tituló “hereda lo que te pertenece y quita lo que no puedes”. Para comenzar con su mensaje, el pastor leyó Josué 1:2, versículo que ilustra el mandato de Dios hacia el joven sucesor de Moisés: “Levántate y pasa”. Basado en estas palabras, aseguró: “Tú eres la generación siguiente que va a transformar tu familia y tus generaciones. Hoy el señor cambia tu entorno. Si en el tiempo pasado tus generaciones anteriores lo que no pudieron alcanzar, tú lo vas a alcanzar”.

 

Además, declaró: “Puede ser que todo lo que veas hoy es contrario a lo que quieres, pero no tienes que pelear por eso con tus fuerzas si no que Dios ya está peleando por lo que tú anhelas, la victoria de tu familia es segura”. Por otro lado, preguntó a las familias: “¿Cuál es tu tierra prometida en este momento?”, y aseguró que cuando se paren frente a lo que Dios tiene para ellos, se van a sorprender.

 

“Empieza un nuevo tiempo para su casa y para su familia donde verán la gloria de Dios”, declaró el pastor. También explicó que muchas veces no conseguimos lo que queremos porque intentamos hacerlo con las fuerzas naturales y no con las fuerzas de Dios. Para sostener esta afirmación, se basó en Efesios 1:3: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”.

 

Para finalizar, mencionó: “¿Qué estas declarando sobre tus generaciones para los próximos días?”, y animó a declarar una palabra de bendición sobre la familia, sobre los esposos, sobre los hijos y los padres. Debe ser así porque “una palabra de impartición puede transformar a las generaciones”. Junto a su esposa cerraron la primera conferencia de esta mañana, guiados por una ministración y oración especial, y acompañados por la canción “Te necesito más”.

Compartir esta nota: