GRANDES BAUTISMOS BÍBLICOS EN LA IGLESIA

Durante la última semana de noviembre se celebraron en la iglesia dos días de bautismos.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Los días miércoles 28 y jueves 29 la iglesia fue testigo de la decisión de fe de decenas de personas. Fueron hombres y mujeres de diferentes edades que obedecieron al mandato bíblico: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo" (Marcos 16:16). En tanto un conjunto de creyentes dio un paso de obediencia, otro grupo tuvo la oportunidad de conocer al Señor, luego de un llamado de salvación.


El pastor Sergio Belart fue quien acompañó en ambos días a este grupo de personas, en primer lugar a las mujeres, y al día siguiente a los hombres. "Esta es la concesión de mucho tiempo de trabajo y esfuerzo", declaró y les dijo que cada uno eran la respuesta a tanta oración. Por su parte, el pastor Pablo Czyrgna felicitó la actitud de cada uno y afirmó que este paso tan importante es el inicio de un tiempo nuevo en la vida.

El bautisterio, testigo del acto simbólico, fue el lugar en donde cada persona dejó su pasada manera de vivir atrás y comenzó un nuevo tiempo de la mano del Señor. Esto se vio reflejado a través de los múltiples testimonios de vidas transformadas por el poder de Dios.

Compartir esta nota: